¿Qué te parece la idea de llevar dos peinados el día de tu boda?

Pienso que una idea muy original llevar dos peinados diferentes adaptándolo a cada parte de tu boda. No importa si no cambias de vestido, ya solo con cambiar el peinado le dará otro toque diferente al look.

¿Cómo podemos hacerlo?
Basándonos de un primer look recogido. Ya sea algún moñito sencillo o alguna trenza. No con todos los peinados podría hacerse ya que después tenemos que soltar el cabello de una forma sencilla y que no afecte al resto del peinado.

Os propongo una idea ideal y muy sencilla.
El primer peinado es un trenzado sobre trenzado, un peinado diferente para llevar el pelo recogido sin ser la típica trenza. Puedes llevarlo por ejemplo la primera parte de la ceremonia y cena y después este peinado puede soltarse y convertirse en un semirecogido sencillo para tener un look más liviano a la hora de la fiesta.